Vías de Abordaje en la Cirugía de Aumento Mamario
6 de marzo de 2020

Los diferentes tipos de implantes pueden variar en su forma, textura y contenido. A la hora de elegir el prótesis mamaria ideal, es necesario tener conocimiento de las diferentes opciones existentes en el mercado, teniendo en cuenta la anatomía de la paciente, para llegar al mejor resultado posible para cada caso en particular.

Existen infinidad de variantes que el profesional toma en cuenta a la hora de elegir la mejor opción, pero intentaremos detallar los principales aspectos.

En primera instancia, los implantes mamarios varían en su textura, pueden ser lisos o texturizados. Los segundos son quizás los más utilizados en la actualidad, debido a que disminuye el índice de contractura capsular, lo cual es cierto solamente cuando el mismo es colocado en el plano retroglandular. Las prótesis mamarias lisas, hoy en día, se sabe que tienen menor índice de contractura capsular colocada en el espacio retromuscular o dual.

En la actualidad, los implantes con contenido de solución salina se encuentran casi en desuso en todo el mundo, debido al resultado antinatural en lo que se refiere a forma, textura y contorno. Además, que existe la posibilidad de existir un vaciado del implante con el tiempo, asociado a la eventual existencia de burbujas dentro del implante que pueden ser notadas por la paciente. En los tiempos que corren, se utiliza gel de silicona altamente cohesivo, que además de otorgar una forma y textura de mayor naturalidad, en caso de ruptura la migración del gel es muchísimo menor, a lo que sucedía anteriormente con los implantes de silicona líquida.

En cuanto a la forma, se pueden diferenciar en redondos, redondos de perfil natural y los anatómicos, también llamados “en gota”. Los dos primeros, presentan una base de forma redonda, pero el de perfil natural, presenta la mayoría del volumen en la mitad inferior del implante, de esta manera se traduciría menos sobre el polo superior de la mama dando un resultado más natural. Pero en realidad, los implantes en su mayoría, acompañan la forma y dinámica de la mama, si es elegido en el volumen adecuado, siguiendo la gravedad.

Los implantes anatómicos, presentan tres variables: la altura, cuya elección depende del largo del tórax de la paciente; el ancho que se basa en  el diámetro transversal del pecho; y por último, la proyección, que es una variable que tiene que ver más con los deseos de la paciente. Estos implantes están rellenos de gel altamente cohesivos, lo que le otorga menor riesgo a esparcimiento en  caso de ruptura. Uno de los principales limitantes se encuentra en el precio, que mucho mas elevado que los otros implantes, además de su mayor consistencia. No obstante en nuestra experiencia, Por ello en general, suele ser indicado en caso de reconstrucciones mamaria o pacientes extremadamente delgadas. Además, existe un pequeño porcentaje de posibilidad de rotación que nos vería obligados a realizar una segunda cirugía.

El gusto personal, las proporciones del cuerpo y el look que se espera tener, después de la mamoplastia son aspectos determinantes a la hora de elegir el tamaño de implantes mamarios. Cuando se trata de escoger unas prótesis mamarias con todas sus certificaciones de calidad necesarias, bien sea de gel de silicona o de solución salina, hay que pensar en que estas se adecuen a las proporciones del cuerpo, por eso es muy importante considerar características físicas como el tamaño de la caja torácica, la forma del pecho y el volumen natural de las mamas, para poder determinar cuál será el nuevo tamaño de los implantes.

Es importante saber que una buena parte de tener un resultado hermoso, en la mayoría de los casos dependerá en forma directa de la forma del busto que se tiene previo a la cirugía (no es lo mismo tener unos pechos pequeños pero simétricos, que un seno asimétrico en forma, tamaño y dirección de las areolas). Por ello la importancia de conjugar forma y tamaño, en ello radica la importancia también de una adecuada planeación preoperatoria. Es de mucha ayuda, tanto para la paciente como para el cirujano, que se busquen fotos de resultados que le resultan agradables y otras de las que no, para poder de ese modo tener una verdadera noción de lo que la mujer pretende.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tienda